La guerra oculta de la fotografía

guerra oculta
Creo que esté campo lo sufrimos todos en general. Aunque hay muchos sectores que se ven afectados de la misma manera. La guerra oculta de la fotografía. Esa guerra en la que no todos luchan con los mismos medios. Hablamos de la guerra de los impuestos, pagos y legalidad. La diferencia entre ganar y no ganar tanto en un negocio que cada día está más dañado. Un sector en el que reinventarnos a veces es imposible, por que hay muchas personas que piensan que para trabajar en esto “no hace falta estar legal”.

¿Me gustaría saber si tú sufres en tu zona este tipo de guerra?.

En mi zona hay más de 60 aficionados en los que muchos  cogen trabajo de profesional, sin pagar nada. Ni impuestos, ni declaraciones, ni local, etc… Es cierto que todo depende de la zona de España donde vivas.
Hagamos una diferencia entre aficionado “Persona que adora la fotografía y hace fotos sin cobrar” y profesional ” Además de amar la fotografía trabajar de manera legal en ella”. Competencia desleal ” Persona aficionada o no, que trabaja sin pagar nada de impuestos por trabajar en este sector”.

AQUÍ HABLAMOS DE ESTA ÚLTIMA PERSONA. 

Persona que trabaja de manera ilegal y puntual en este sector.

¿Qué puedes hacer en este momento?. Ya no contamos con los compañeros que estamos todos en igualdad. Depende de la zona de España que vivas, tendrás más suerte o menos en este campo.

¿Cuál es nuestro problema base?

En  las ventajas. Cuenta con ventajas de todo tipo.
A hora de pagar: No pagan impuestos, no acreditan nada, no hacen declaraciones, no pagan local, gastos de gestiones.
A la hora de cobrar: Pueden bajar el precio 20 ó 30 euros más que tú por que simplemente todo es libre.
¿Cómo nos defendemos ante todo esto?
La formación, lo que ofrecemos al cliente y el trato.  Y no digo el producto final, por que muchos laboratorios están comprados. Así tal cual, ellos mismos nos hacen la cama. Trabajan con aficionados a la vez que trabajan con profesionales ( Asociaciones, colegios, etc..)
Es cierto que una de las gran ventajas que tenemos es que somos nosotros y eso no se puede copiar. Pueden intentar copiarnos las maneras de vender, la manera de ser, pero jamás serán nosotros.
La mayoría de mis clientes vienen a mí, por mi. Quieren que yo les haga su reportaje tan especial. No por ser más barata, ni cara . Sino por mi misma.
¿Cómo acabar con esto?

  •  Diferencia de precios por formación más económica por ser profesionales. ( En los worshop deberían pedir el sello del autónomo y hacerles un descuento esas a profesionales. Esto suelen hacerlo cuando perteneces a una asociación, ¿por qué no en este caso? Acaso no sería útil abonar menos por tener esos gastos adicionales.)
  • Control desde las asociaciones. Deberían controlar que los mismos socios que pertenecen a ellas controlen este sector.
  • Concienciar al cliente. Este es el punto más importante que existe. Dar información al futuro cliente de las ventajas y desventajas que tiene ir a una empresa o a un particular.

Desde hace mucho tiempo estamos pensando en un sector de la fotografía hacer una campaña contra el intrusismo laboral. Basada en la concienciación. 
Dependiendo de la zona donde esté vuestro campo, puede sufrir mucho más en este sector. Por que hoy en día, hasta Facebook fomenta con la creación de sus páginas sin pedir nada. Cosa que ayuda la expansión de un negocio.
Los mismos proveedores que nos dan artículos y accesorios les trabajan lo mismo a unos que a otros a iguales coste. Puede hacerse un tipo de precio diferenciado al igual que la formación.
Ofrecemos el mismo campo, al mismo coste, unos con más gastos y otros con precios por los suelos  ofreciendo el mismo trabajo.
Esto es un problema que no para de girar y que en muy pocos campos va a encontrar solución. Ya que hay que diferenciar entre profesional y no profesional. A precios diferentes a la hora de productos y formación.  Dejando algunos productos solo para profesional (álbumes digitales, etc..).
En el campo del aficionado, no debemos verlo como un enemigo. No podemos etiquetar a toda persona que ama la fotografía, pero que no se dedica a este campo. No podemos excluir a toda persona que ama la fotografía de aprender ó acceder a aprender más sobre ella. Lo que sí ellos deben de ser conscientes de que un profesional pueda sentirse atacado cuando ellos, no pagan coste adicional por realizar este trabajo. También ser conscientes de que arriesgan mucho de sus hogares. Por que cada día todo esto está más perseguido y penalizado. No solo para el profesional, por lo que también arriesga a sus clientes. Por que para ellos también está penalizado.
El fallo de este sector es no ponerse en el lado del otro. La guerra de este sector es no pensar que hay muchas familias detrás de un negocio que cada día está más desbastado. La gran guerra de este campo es no pensar que puede que llegué un día que eso que amamos, la fotografía en sí, se vea como ir a comprar un articulo a precio de costo. Hartándonos todos de trabajar por nada.  
Es muy complicado el controlar esto, es muy complicado pensar ” Yo entiendo que pueda pagar más por dicho accesorio y es justo, por que aquel paga más que yo mensualmente”. Es muy complicado controlar todo, lo que conlleva este sector.
Un aficionado que trabaja en este sector por campañas, puede hacerlo mientras esté dado de alta para dichas campañas. Quizás no quiera trabajar durante año completo por que tenga su trabajo fijo. Pero realmente siempre me pregunto lo mismo ¿Teniendo mi trabajo fijo me compensa?, ¿compensa trabajar hacer la declaración trimestral y anual solamente por una campaña?.
Es cierto que no podemos mirarlo mal, si cumple con los mismos requisitos que nosotros.
Al fin y al cabo todos comenzamos aprendiendo siendo aficionados. Lo importante es que cuando trabajemos lo hagamos de la manera más justa para los compañeros que trabajan en este mismo sector. Por que final no somos rivales, si no compañeros que amamos lo mismo.
¿Qué opinas de este campo? 

Comments
  • Vicente
    Responder

    Mis criterios:
    – Yo podría ser un aficionado a la arquitectura, al “asesoramiento” jurídico, a la medicina, a la fontanería, a la electrónica, a la pintura de viviendas, al publicismo y diseño gráfico…sin estar necesariamente titulado dado que hoy día existen mil maneras de llevar a cabo acciones “profesionales” y medio triunfar con costes tirados en mi entorno vecinal o de amigos poco recurrentes económicamente. Esto es lo que ocurre con una enorme proporción de los aficionados a la Fotografía.
    – Cuando hablamos de costes para el Profesional de Fotografía hay que tener presente: el correspondiente alta en actividades económicas de la AEAT (yo tengo tres: como Fotógrafo Profesional, como Comercial -pues represento y comercializo mis servicios por toda España- y como Profesor -en ocasiones doy clases a través de talleres (mal llamados “workshops” por anglicismo marketiniano)- e incluso en centros de carácter público y privado); el alta en el sistema RETA de la seguridad social (autónomos) con un pago mínimo efectivo de 275,02 euros mensuales; el imprescindible y obligado seguro de responsabilidad civil; las obligatorias declaraciones fiscales, tanto si eres autónomo como si tienes una sociedad, trimestrales y anuales; de manera ya voluntaria entramos en el terreno del seguro de los materiales profesionales que trasladas y utilizas para tu trabajo (esto es parte del sentido común y la prudencia profesional de cada uno); la utilización de los materiales, medios y estrategias sociales para la exteriorización y documentabilidad de tus servicios e imagen de marca haciendo ver que cumples con todos los requisitos legales anteriores como profesional; el obligado cumplimiento ¡por fin! de la nueva reglamentación en Protección de Datos: aquí está obligado “todo ser vivo” que utilice cuentas de correo electrónico y otros medios como redes sociales, etc para expandir su marca, sus servicios y sus ofertas y que es por donde finalmente van a empezar a caer todos los “aficionados-profesionales” y todos los ilegales que realizan la denostada “competencia ilegal”, en el momento que les llegue la citación con el apremio de entre varios miles de euros (el 4% se aplicará alas grandes empresas e industrias por mayor rentabilidad de sanción).
    Pero si todo esto os parece insuficiente, os invito a entrar en valoraciones de análisis ya más profundas y prácticas sobre todo: http://vicentemayor.com/2018/03/reportaje-de-boda-los-costes-laborales-para-un-fotografo/
    De verdad, leedlo y valoradlo.
    Un saludo general.

Escribe tu comentario

Start typing and press Enter to search

error: Content is protected !!